Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» llave c/ctrol remoto
Ayer a las 7:44 pm por aridam1

» Sorteos. Una mentira?
Ayer a las 10:25 am por monano

» Modelo nuevo para el 2018?
Ayer a las 10:24 am por monano

» Service de 1.000km (oficial)
Miér Ago 16, 2017 8:41 pm por JEBUS

» Ruido por el lado de la guantera
Dom Ago 13, 2017 8:51 pm por manumoreno

» Aire acondicionado
Jue Ago 10, 2017 11:57 pm por aigor

» ¿Por qué comprar un etios?
Jue Ago 10, 2017 7:29 pm por AleSpada

» Patentar / Inscribir 0km uno mismo
Jue Ago 10, 2017 10:34 am por anietto

» Capacidad tanque de combustible
Jue Ago 10, 2017 6:46 am por ismalepra

Agosto 2017
LunMarMiérJueVieSábDom
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
28293031   

Calendario Calendario

¿Quién está en línea?
En total hay 3 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 3 Invitados :: 1 Motor de búsqueda

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 53 el Dom Jul 16, 2017 11:10 pm.

Puede llegar muy lejos

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Puede llegar muy lejos

Mensaje por kallamar el Miér Dic 11, 2013 4:38 pm

extraido de Parabrisas Por: Christian Hein.
Puede llegar muy lejos

Grac ias a u n eficaz motor, el primer compacto de la marca japonesa en la Argentina consigue u na buena autonomía. Lo comprobamos viajando a u na reserva en La Pampa.
La consigna de este viaje era la de llegar lo más lejos posible con un tanque de combustible para comprobar la buena autonomía del auto, como consecuencia del gran rendimiento del motor naftero 1.5. Y, de paso, conocer más a fondo el comportamiento del Etios en un viaje. Con Buenos Aires como punto de partida tomamos un mapa y trazamos una circunferencia de 650 kilómetros de radio para determinar, de acuerdo con los resultados de consumo obtenidos en la prueba de la edición 420 de Parabrisas, hasta dónde podríamos llegar con el tanque de 45 litros, siempre respetando las velocidades máximas legales. Evaluando unas cuantas posibilidades y teniendo en cuenta no repetir lugares de pruebas anteriores con otros vehículos, el punto elegido fue la Reserva Provincial Parque Luro, ubicada en la provincia de La Pampa, a 30 kilómetros de la ciudad de Santa Rosa y a 636 kilómetros de la capital argentina. Luego de hablar con las autoridades de Turismo de La Pampa, quienes amablemente y sin dudar pusieron el parque a nuestra disposición, con la absoluta comodidad que ofrece el habitáculo, partimos con el Etios “hatch” cargado de equipaje y combustible rumbo oeste por la autopista a Luján, para luego encarar la RN5 que va casi en línea recta hasta la capital pampeana.


En sintonía con la naturaleza

A pesar del tránsito de camiones, propio de un día laboral, no tuvimos inconvenientes para mantener un ritmo parejo, ya que, aplicando la marcha adecuada, los 90 CV alcanzan para realizar este tipo de maniobras a una distancia apropiada con el que viene de frente y con un margen de sobra. Conduciendo de esta manera, a los 606 kilómetros del punto de partida, al cargar combustible en Santa Rosa, en el cruce con la RN35 que nos llevaría al parque, llenamos el tanque con 42 litros. Dicha ecuación arroja un rendimiento de 14,4 kilómetros por litro, una cifra muy buena teniendo en cuenta los mencionados sobrepasos y alguna que otra interrupción de marcha para tomas fotográficas o por cortes en la ruta debido a reparaciones del asfalto. Con el tanque casi lleno llegamos al atardecer al Parque Luro, un lugar que a quienes nos gusta la naturaleza, y especialmente la fauna, nos llena de satisfacción. Se trata de un área protegida de 7.607 hectáreas destinadas a la conservación del ecosistema del caldenal, única formación boscosa en el mundo de este tipo. Allí, el encargado del parque, Oscar Folmer, nos cedió gentilmente su confortable vivienda para huéspedes, la que se encuentra a pocos metros del “Castillo”, una casona, ahora Monumento Histórico Nacional y museo, construida por Pedro Luro a principios del siglo XX. Por el bosque de caldenes, abundan los ciervos ‒una de las mayores atracciones faunísticas del lugar‒ ,zorros, jabalíes, ñandúes, pumas y otros animales. Los integrantes de Parabrisas éramos los únicos humanos en muchos kilómetros a
la redonda, una experiencia única que también puede experimentar el público alojándose en el camping o en las cabañas del mismo parque, donde se pueden realizar, además, diversas actividades. Las prolijas y cuidadas instalaciones, los paisajes boscosos y las salidas y puestas del sol, sirvieron de escenario para registrar la presencia del Etios en aquel lugar único de la Argentina.

Máxima exigencia


Cumplida gran parte de la misión, la gente de turismo nos invitó a probar el auto en el nuevo autódromo de la provincia, ubicado en la RP14 en la localidad de Toay. Con todo el moderno circuito ‒uno de los mejores y el más moderno del país‒ para nosotros, nos olvidamos por un momento del consumo y probamos el Etios en distintas situaciones de conducción extrema, terminando de comprobar su buena tenida en curvas; de lo mejor del segmento, ya que lo hace con las cuatro ruedas bien afirmadas, relativamente poco rolido y una firmeza del chasis digna de destacar en su categoría. Tras recorrer y entretenernos durante varias vueltas en los 4.150 metros de longitud del vistoso trazado con tribunas naturales, emprendimos el regreso a Buenos Aires. Ya más relajados, desandamos el camino de ida, pero esta vez desviándonos en algunos pueblos, como Catriló o Trenque Lauquen, y en algunas rutas alternativas de tierra para completar la producción fotográfica y, de paso, verificar la buena hermeticidad del habitáculo. Los 32 grados centígrados de temperatura a la sombra pampeana también ayudaron para evaluar la eficacia del aire acondicionado y, de yapa, gracias a una salida hacia la guantera, mantener refrigeradas dos bebidas: una de litro y medio y otra de 600 cm3, que entraron sin inconvenientes. La vuelta a “casa” transcurrió con absoluta normalidad. Al llegar a destino constatamos en el GPS que en total habíamos hecho 1.954 kilómetros y el Etios no presentaba ninguna novedad. Al hacer un balance del viaje, entre tantas satisfacciones dos cosas merecen ser resaltadas: la primera son las pocas paradas que tuvimos que realizar para reabastecernos de combustible, ligadas a la confirmación del bajo consumo del auto y, la segunda, haber conocido un lugar sensacional, “a un tanque lleno” de Buenos Aires
avatar
kallamar
Moderador
Moderador

Mensajes : 1372
Localización : Avellaneda. Buenos Aires

https://www.facebook.com/achertcoff

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.